Tal Vez

Tal vez no debí mirar tus ojos

Ni admirar tu figura

Ni imaginarte frente a mi

Ni sentir esta locura

Tal vez no debí seguir la conversación

Ni llenarme de fantasías

Ni sentir esta emoción

Ni pensar en ti todos los días

Tal vez no debí tocarte

Ni abrazarte

Ni escuchar tu voz

Ni quererte

Tal vez no debí alimentarme de ti

Ni imaginarte desnuda

Ni soñar que te hablo en el oido

Ni escribirte estas palabras

Tal vez fuiste un motivo mas

Que le da forma a este ser

A este cuerpo que no tiene mente

A este ser que perdió su fe

A este ser que perdió su esperanza

Ahora que te veo y que me miras

Tu mirada penetra mi mente

Penetra en mi como una lanza.

A Solas

Mi pecado

No es pensar

En lo que quiero hacer contigo

Pecado es no hacerlo

Cuando lo haga

Lo are lento

Progresivo

Caricias morenas

Que se tornan tibias

Cada vez que lo hago

Tus curvas me guían

Me llevan de una a otra

Mis manos te cuentan halagos

No hay nada que temer

Por que en tu imagen

Me puedo refugiar

Con mi mirada

Te empiezo a entender

Mientras mi deseo

Empieza a quemar

Tanto que nuestros cuerpos arderán

Y se mantendrán calientes

Mientras seas mi complice

Y estemos a solas.

Enfermera – Ernesto Delirium [Letra]

Estoy temblando fuerte

convulsionando

alucinando

necesito de ella

De ella, mi enfermera

de mirada relajante

de su sonrisa

de su voz anti-psicótica

Ocupo la tranquilidad

solo ella me la dará

cuando me toma de la mano

me hace sentirme mas humana

Me asegura que todo esta bien

cuando siento una bala en la cien

que penetra a velocidad microscópica

que poco a poco me pone psicótica

Cuando entra a mi cerebro

pierdo la cabeza

me lleno de voces

y se acumula mi tristeza

Si tan solo ella me diera la mano

y me dijera que nada de esto es en vano

le contaría de mis fantasías

y le leería todas mis poesías

Quisiera decirle, que la deseo

que yo también la conozco

como una mujer a otra mujer

como su belleza la reconozco

Quisiera contarle

mas que nada besarle

ella y yo en el cuarto de retención

amarrarla a la cama y darle mi atención

Recrear con ella mis alucinaciones

solo las mas románticas

las mas eróticas

las mas descabelladas

Ahora yo seré su enfermera

ella será mi paciente

no seré como cualquiera

haré que olvide su pasado, futuro y presente

Seré insistente

delicada

consciente

y entregada

A ella, mi paciente

mi amante inocente

que sienta mi amor latente

hacerla venir, hasta dejarla inconsciente

Esperare nuestra cita en el cuarto de consulta.


 

 

Verde y Púrpura

De nuestros colores

Mas allá de dolores

De sueños de día

E historias

Ahora los dos borrando memorias

De lo que creíamos que queríamos

De lo que sentíamos que necesitábamos

Solo eran expectativas de fantasía

Buscábamos una pareja ideal

La verdad, dejamos ese ideal muy abajo

Lo dejamos caer 

Con todas nuestras fuerzas

Y sin ningún miedo

Nuestros colores dejaron de gustarnos

Regresamos a lo nuestro

Cada quien con su versión

Con su historia

Con su lado de la moneda

Con su color primario

O Secundario

O los que dejamos en nuestra caja de colores

Por si acaso se nos quebrase el tuyo o el mío

Realmente nunca nos arriesgamos

No lo suficiente

Por que en el fondo

Sabíamos

Que lo que vimos

No tenía colores

Ni verde, ni púrpura.